Como trabajamos

18 pasos para montar puerta acorazada

En otras páginas de esta web hemos explicado, de manera general como es el proceso que seguimos en cada uno de nuestros trabajos.

Con este entrada de nuestro blog queremos ir un poco más allá en uno de las fases, más concretamente la de la instalación de la puerta acorazada.

A lo largo de todos los años que llevamos en nuestra profesión como instaladores de puertas, armarios además de tarimas flotantes, sabemos que es una de las partes del proceso que más preocupa a nuestros clientes-

En una instalación de un puerta acorazada pasamos por un total de 18 pasos que pasamos a detallarte a continuación

Buscaremos la mejor ubicación donde colocar las herramientas para trabajar así como que no estorben bien a nosotros bien al cliente.

Protegemos todo la zona de trabajo: suelo, paredes…

Desinstalamos la puerta existente con el máximo cuidado. Cuanto menos rompemos menos tenemos que tapar al finalizar la instalación de la puerta

Si es posible retiramos la puerta fuera de la vivienda, oficina…, para igualmente proceder a la limpieza de los escombros

Dependiendo del modelo de puerta se puede separar la hoja del cerco para realizar la instalación por separado.

Comprobar que el suelo esta bien nivelado para que no nos cree problemas al abrir la hoja.

Instalamos el cerco acuñándolo.

Por lo general, es decir cuando el suelo está bien nivelado no se precisa poner el cerco a favor de obra.

En caso contrario lo que solemos hacer es subir la puerta para evitar el problema.

Preparamos los herrajes de la puerta que son: Mirilla, pomo, manilla, visagras etc.

Colocamos la hoja en su posición para posteriormente fijarla.

En este paso pasamos a acuñar el cerco con la hoja.

Llegado a este punto pasamos a comprobar que la puerta abre así como cierra de manera correcta.

Recibimos el palo del batiente para posteriormente rematar la puerta tanto con espuma como con yeso, por dentro y por fuera.

El ayudante procederá a una segunda limpieza de la zona de trabajo.

Realizamos los trabajos de colocación de los recrecidos así como de los tapajuntas.

El ayudante procederá a retirar todas las herramientas para llevarlas a la furgoneta.

Una vez dentro procederá a limpiarlas.

Por último las ordenará debidamente.

Procedemos al sellado de la puerta.

Avisamos al cliente para que compruebe el trabajo realizado.

Le explicamos las particularidades tanto de la puerta como del trabajo llevado a cabo.

Responderemos a las cuestiones que pueda tener.

Pedimos al cliente que firme el final de la instalación de su puerta.

Como ve tenemos un método que busca tiene dos objetivos claros:

  1. Trabajos de calidad que cumplan con los requerimientos del cliente.
  2. Evitar, en la medida de lo posible, la molestias que se puedan derivar de la instalación de una puerta.