Blog

¿Puerta Blindad o Acorazada?

Puerta blindada o acorazada

Una Puerta blindada o acorazada, hay que saber que elegir, Cada vez es más frecuente oír hablar de robos en los bloques de vecinos o en las noticias.

Por eso, a la hora de proteger la entrada de nuestra casa empiezan a surgir las dudas. Hoy queremos daros tres razones/ argumentos.

La estructura de la puerta y el cerco

En la puerta blindada, toda la estructura de la puerta es madera / aglomerado añadiendo algún refuerzo en el interior de hierro. Estos refuerzos se pueden romper fácilmente con una palanca.

Los burlones de las puertas blindadas son muy débiles y, si se atacan, todos los burlones ceden al mismo tiempo.

En la puerta acorazada, el interior de la puerta siempre es de acero, tanto marco como hoja, y los herrajes son más fuertes. Luego se pondrían los paneles decorativos en madera, PVC, aluminio… Por eso son mucho más resistentes a los ataques.

Los burlones de las puertas acorazadas tienen un sistema anti palanca por lo que los ladrones necesitan mucho tiempo para forzarlos uno a uno.

Además, las puertas acorazadas ofrecen muchas más posibilidades de personalización, como poner un acabado en el exterior y otro distinto en el interior.

Gracias a dicho interior de la puerta acorazada, son mucho más aislantes que las puertas blindadas.

Puerta blindada o acorazada

La instalación

Una puerta de entrada puede ser de gran calidad, pero si está mal instalada, no tendremos garantía de su resistencia.

La mejor instalación para una puerta es la de obra. Esto hace que no solo la puerta sea buena, si no que esté bien instalada.

La cerradura

Esta razón es esencial y muy importante.

La cerradura de una puerta blindada suele ser de un solo punto, con un cilindro que no suele llevar escudo protector. Suelen ser cilindros de baja calidad que un ladrón puede romper sin mucha dificultad.

La cerradura de una puerta acorazada es más robusta en su estructura y carro interior, por lo tanto, tiene mayor seguridad de la que pueda brindar una cerradura de una puerta blindada.

Estas cerraduras son de doble bloqueo y suelen tener burlones anti retroceso.

Los cilindros que suelen incorporar las puertas acorazadas son antibumping, antiganzúa, antitaladro y con escudos de antiextracción extrema. Lo que las convierte en un oponente difícil ante los ladrones.

Viendo estas 3 razones, no cabe duda que una puerta acorazada es mucho mejor que una puerta blindada.

No esperes a que te roben  ,  ¡Pídenos presupuesto!